sábado, 2 de enero de 2010

El primer vuelo del año

La última noche del año hice un revuelo sobre los días vividos... fue más con la intensión de rememorar y volver a experimentar el sabor dulce, picante, profundo o amargo de cada uno. Así me di cuenta que al acercarse esta fecha, esta hembra voladora, tuvo la oportunidad de disfrutar más, de conocer más y de vivir más.
Como me encuentro cerca al cielo (a cualquiera que quieran imaginarse éste sea) doy gracias por su inmensidad, por cada oportunidad aprovechada y por cada una que dejé pasar... así aprendí a ser más única, a ser más yo.
Ante las puertas de un nuevo comienzo, solo veo hacia el horizonte y me imagino sobrevolando hermosos campos llenos de flores, luces incadescentes por la noche y disfrutando del frío que acompaña a la luna.
Hacia adelante... todo positivo. Si no iniciara así.. a donde podría ir a parar? La vida ya es demasiado dificil para esta solitaria amiga como para iniciar con tristezas... ver las bellezas que poseo al lado, me hacen despertar feliz cada mañana.