domingo, 28 de noviembre de 2010

La mitad de la cama


Esa que acaricias de vez en cuando
Esa que calientas e impregnas con tu olor
Esa que llenas con tu presencia
que marcas con tu forma
Esa que espera tu llegada
y se reserva solo para ti
Esa que conoce tus sobresaltos
tus sueños y deseos
Esa que escucha tus confesiones y
siente tus temores ocultos
a través de tu piel
Esa que te abraza a la noche
y no quiere dejarte ir por la mañana
Esa mitad de la cama
que hoy está vacía
que hoy anhela tu regreso
que hoy quiere tenerte aquí